La retórica ofensiva y amenazante dirigida hacia la comunidad inmigrante durante la reciente campaña presidencial se materializó rápidamente, transitando cuesta abajo por el peligroso camino del caos y la confusión. La esperanza de una gran mayoría de inmigrantes en todo el país se derrumbó, y la incertidumbre le dio paso al temor ya que el nuevo gobierno no ha perdido tiempo en apuntalar políticas perjudiciales para los inmigrantes que residen en el país.

Durante las últimas dos semanas se promulgó una serie de decretos ejecutivos, incluyendo las siguientes medidas en materia inmigratoria: Seguridad Fronteriza y Mejoras en las Regulaciones Inmigratorias (construcción de un muro en la frontera sur de los Estados Unidos); Fortalecimiento de la Seguridad Pública en el Interior de los Estados Unidos (se rescinde el financiamiento de las llamadas “ciudades santuario”, lo cual les niega la entrega de fondos federales); Mayor Protección para Prevenir la Entrada de Terroristas Extranjeros en los Estados Unidos (prohíbe la entrada a ciudadanos de siete países, en su mayoría musulmanes, durante los próximos 90 días; suspende el programa de refugiados sirios por tiempo indefinido y frena la admisión de todos los refugiados durante los próximos cuatro meses).

El Proyecto Resurrección se opone vehementemente a las decisiones tomadas por el nuevo gobierno al considerar que tendrán graves consecuencias para las familias inmigrantes y comunidades enteras de la ciudad y del país. Lejos de traer paz y esperanza, las nuevas políticas promueven el caos y la desesperación, yendo en contra de nuestros principios como nación.

Tal como alguna vez dijo Abraham Lincoln: “Aquellos que niegan la libertad a otros, no la merecen”. ¿Cómo podemos seguir avanzando como nación, mientras nuestros amigos y compañeros inmigrantes de diversas nacionalidades, ámbitos sociales y religiosos, están siendo despojados de los mismos derechos y privilegios que nosotros conservamos?

Considerando los acontecimientos por los que transita el país, aplaudimos al Alcalde Rahm Emanuel por su firme decisión de apoyar a nuestra comunidad, tomando las medidas adecuadas para garantizar que Chicago siga siendo una ciudad que dé la bienvenida a los inmigrantes, donde se fomenten la libertad y el respeto de las personas, sin importar su origen.

El equipo del Proyecto Resurrección trabaja incansablemente en coordinación con líderes comunitarios, autoridades municipales, estatales y federales para desarrollar los sistemas de apoyo que necesitan las familias inmigrantes afectadas por los recientes decretos ejecutivos. Vamos a continuar desarrollando nuevos programas y mejorando los existentes para garantizar el acceso a la información y los recursos necesarios para nuestra comunidad de inmigrantes.

En pocos días, la nueva administración ha implementado un cambio radical en materia inmigratoria que se opone a los valores fundamentales de Estados Unidos. Como respuesta, debemos defendernos y hacer oír nuestras voces mostrando quiénes somos realmente como nación: un país que promueve la libertad, la tolerancia, la inclusión y la dignidad humana.

Ahora más que nunca, el Proyecto Resurrección continuará protegiendo los valores sagrados de nuestro país de la mando de las comunidades inmigrantes compuestas por nacionalidades y religiones diversas que conviven y acatan los principios de la tierra que los adoptó.

Para informarse acerca de nuestros servicios de inmigración, visite http://resurrectionproject.org/ o llame a nuestra línea de acceso directo al 312-666-3062.

Para hacer una donación…

 

###

One Response to Declaración de Raúl I. Raymundo, CEO del Proyecto Resurrección, sobre los Recientes Decretos Ejecutivos en Materia Inmigratoria

[top]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *